Características de la etapa

En primaria nuestras alumnas y alumnos hacen el camino desde la Educación Infantil hasta la Educación Secundaria. Esta etapa que va desde los 6 hasta los 12 años se divide en dos ciclos:

  • LH1, LH2 y LH3 (6-9 años)
  • LH4, LH5 y LH6 (9-12 años)

Para que el desarrollo cognitivo y emocional del niño o niña de esta etapa se dé adecuadamente, es necesario tener en cuenta las características de esta edad (6-12), tener claros los objetivos perseguidos, definir cuál debe ser el papel del adulto y definir una metodología que recoja todo ello.

 

Las características principales del niño o niña de esta edad son los siguientes:

  • Desarrolla el pensamiento lógico antes de pasar al pensamiento abstracto.
  • Se da una descentralización afectiva y se refuerza la propia identidad, así como la importancia del grupo.
  • Se fortalecen las relaciones y se desarrolla la socialización.
  • Sigue desarrollando la autonomía.
  • Se da un desarrollo moral y del propio código de conducta.
  • El proceso de aprendizaje se da en contextos significativos, trabajando el pensamiento reflexivo, y desarrollando técnicas de aprendizaje.

Los objetivos a alcanzar por el alumnado en esta etapa están totalmente relacionados con el "Perfil de salida del alumnado". Cobran especial relevancia los objetivos dirigidos a conseguir un alumnado euskaldun, autónomo, responsable, emprendedor, cooperativo, comunicador eficaz, y en particular, respetuoso con uno mismo y con los y las demás.

 

Para todo ello, el papel del adulto será ser compañero de viaje del niño/niña, teniendo en cuenta las necesidades por edades y prestando atención a su situación personal. Para reforzar su autoimagen y autoestima, el profesor o la profesora aportará confianza y seguridad en el contexto de las normas y limitaciones y fomentará la responsabilidad de las consecuencias de sus propias acciones mediante el uso de una comunicación eficaz. Al mismo tiempo trabajará la gestión de las emociones y la frustración, y convertirá al alumno o alumna en dueño de su proceso de aprendizaje haciendo uso de una evaluación formativa.